Tratamiento de la madera
[MADERAS]

0,00.- EUR

ATENCIÓN
Los servicios no se pueden comprar directamente a través de la página web. Hay que valorar el servicio solicitado, y si es el caso, elaborar el presupuesto correspondiente.

 

TRATAMIENTO DE LA MADERA

ELIMINAR INSECTOS XILOFAGOS, TERMITAS, CARCOMAS, HONGOS, ETC., de su hogar, o negocio.

Métodos de trabajo a fin de evitar riesgos para las personas y el medio ambiente.

La durabilidad natural de una madera es la resistencia natural que presenta frente al ataque de los distintos agentes degradadores. Los agentes degradadores pueden ser abióticos (atmosféricos, mecánicos o químicos) y bióticos (hongos cromógenos, hongos de pudrición, insectos de ciclo larvario o insectos sociales). La mayor o menor durabilidad natural de una madera depende del mayor o menor contenido de resinas, taninos, aceites, etc que impregnan sus tejidos. El duramen contiene más sustancias protectoras que la albura, por lo que es más resistente.

El decir que una madera es muy durable no significa nada si no lo referimos a un determinado agente destructor. Por otra parte, el origen de la madera y la dureza no tienen nada que ver con la duración natural de la misma, por tanto, es erróneo decir que las maderas tropicales tienen mayor duración natural que las maderas de zonas templadas (depende de la especie).

De todas formas podemos establecer la siguiente clasificación de maderas, en donde la durabilidad se refiere a la duración natural de la madera en exterior:

MADERAS MUY DURABLES: Ciprés, Cumarú, Doussie, Elondo, Guayacán, Iroko, Lapacho, Massaranduba, Merbau, Palisandros, Palo Rosa, Pino Canario, Sequoia, Teca, Wengé, etc.

MADERAS MEDIANAMENTE DURABLES: Bubinga, Cedro, Caoba, Castaño, Ebano, Jatoba, Pino Silvestre, Roble, Sapeli, etc.

MADERAS POCO DURABLES: Abedul, Abeto, Aliso, Arce, Balsa, Boj, Calabó, Cerezo, Chopo, Eucalipto, Fresno, Haya, Ramín, Pino Insignis, Samba, etc.

Existen maderas resistentes a algunos e incluso a todos los agentes bióticos (hongos e insectos). Sin embargo, los agentes atmosféricos, como la humedad, la lluvia, el Sol o los cambios de temperatura, atacan en mayor o menor medida a todas las maderas. La humedad provoca hinchazón y aumenta la probabilidad de ataques de insectos y hongos. También puede provocar la aparición de grietas al volverse a secar. El Sol provoca una degradación superficial que vuelve la madera grisácea (fotodegradación). Y los cambios bruscos climáticos son los causantes principales de la aparición de fendas (grietas).

Por tanto, siempre es conveniente proteger cualquier madera contra los agentes de degradación con el protector adecuado. Los protectores pueden ser FUNGICIDAS (protegen contra los hongos), INSECTICIDAS (contra los insectos), HIDRÓFUGOS (contra la humedad), PIGMENTADOS o LASURES (contra la acción de los rayos solares).

 

Empleamos en los servicios de desinsectaciones productos biocidas y plaguicidas homologados y registrados por Sanidad y Agricultura.

Ponemos a su disposición nuestra capacitación, profesionalidad y experiencia demostrada.

Trabajando juntos nunca estará sola.

 

LLAMA GRATIS

 

PIDA PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

 

TELEFONOS CONTACTO: 928 332 346 - 650 112 446

 
 Comentarios